NORMAS BÁSICAS PARA LA CONSERVACIÓN DE AUTÓGRAFOS Y DOCUMENTOS HISTÓRICOS

12.06.2019

Algunos de nuestros clientes nos preguntan cómo conservar mejor sus autógrafos, documentos históricos o pequeñas obras en papel de cierto valor. Sobre criterios de preservación hay tratados enteros pero valgan estas normas básicas a modo de decálogo, para el pequeño coleccionista.


  1. No plastifique ni lamine.
  2. Manipule con guantes de algodón.
  3. No una varias hojas con clips, grapas ni adhesivos.
  4. Evite las fundas de PVC. De poliéster o polipropileno son más adecuadas.
  5. Huir de la exposición directa a la luz del sol y en general usar niveles bajos de luz.
  6. El calor acelera su deterioro. Aleje sus documentos de radiadores, chimeneas, etc.
  7. El papel es sensible a la humedad. Mucha humedad puede provocarle manchas y poca humedad lo vuelve frágil y quebradizo. El mejor valor ronda el 60% de humedad relativa con una temperatura de 18,5° C. Valor ideal para un museo, archivo profesional, etc. A fin de disminuir la humedad relativa, en nuestra pequeña colección, pueden venir bien las bolsas de gel de sílice. Para aumentar la humedad, un pequeño humidificador (económico) puede ser lo idóneo.
  8. Carpetas o cajas de conservación de pH neutro (fáciles de encontrar en proveedores especializados). Si su colección se va a situar en estantes, aconsejable puerta de cristal y a ser posible metálicos antes que de madera.
  9. Entre documento y documento, papel de seda.
  10. Para las obras más valiosas es recomendable su enmarcación. Mejor con paspartú para evitar se junte al cristal y pueda "respirar" la obra en cuestión. Otra solución es poner cartón con revestimiento de pH neutro por el borde del marco, para conseguir dicha separación y que no se vea. Si necesita la enmarcación a dos caras, no utilice vidrio sino plástico acrílico.